Habitos Higiénicos para el tratamiento del Acné

miércoles, 20 de agosto de 2008

Evitar la manipulación de la piel para intentar extraer el barrillo.
Cualquier presión que hagas a su alrededor provoca la rotura del folículo sebáceo, que está lleno de microorganismos, y disemina la infección por la zona. Y esta infección provoca pústulas que normalmente dejan cicatrices permanentes.


Limpiar dos veces al día la piel de la cara y la espalda o la zona afectada.
Lo más indicado es el agua y el jabón (preferiblemente "syndet" o pan dermatológico antiseborreico) y secarse completamente después de haber aclarado la zona.


Reducir la ingestión de determinados alimentos, especialmente los que tienden a provocar reacciones cutáneas en personas jóvenes.

Entre estos alimentos están las fresas y el chocolate, pero no está demostrado que los hábitos alimentarios sean responsables directos de las lesiones acneicas.

Reducir el uso de Cosméticos
Prescindir sistemáticamente de los productos cosméticos que no hayan sido formulados con la indicación específica "indicado para pieles acneicas o seborreicas". Y es que determinados componentes grasos son capaces de favorecer la aparición de barrillo.

    BELLEZA - ACNÈ - CELULITIS - CABELLO

    EN ESTE BLOG ENCONTRARAS TODO LO QUE NECESITAS SABER PARA ESTAR BELLA